Canción (Alfredo R. Bufano)

Muerto este amor, ya no amaré a ninguna, 
porque todo mi bien me viene de ella, 
como el fulgor celeste de una estrella 
temblando en el cristal de una laguna.   

Dios la puso en la sombra de mi abismo 
como prolongación de su alto amparo; 
¡Cómo no amarla con mi amor más claro, 
si amando a esta mujer amo a Dios mismo!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s