Humor

Cierto viernes el famoso investigador británico Sherlock Holmes y su compañero de aventuras, el doctor Watson se van de campamento a las afueras de la ciudad para respirar el aire puro del campo. Tras disfrutar una apetitosa cena y una botella de vino, satisfechos se van a dormir a su tienda de campaña. Sin embargo, un par de horas después Holmes despierta y le da un empujón con el codo a su fiel amigo;

—Watson, mira el cielo y dime qué es lo que ves —le dice.

—Veo millones y millones de estrellas, Holmes —responde Watson.

—¿Y qué puedes deducir de ello?

Watson se queda pensativo unos momentos, y luego contesta:

—Bueno, astronómicamente, deduzco que hay millones de galaxias y probablemente miles de millones de planetas. Astrológicamente, puedo ver que Saturno está en Leo. Horológicamente, diría que son alrededor de las 3:15 de la madrugada. Meteorológicamente, me parece que mañana habrá un día esplendoroso. Teológicamente, comprendo que Dios es todopoderoso y que nosotros sólo somos una parte insignificante del universo. Y usted, Holmes, ¿qué es lo que deduce?

Holmes permanece en silencio unos instantes, y después exclama en tono enfurecido:

—¡Que eres un completo idiota, Watson! ¡Alguien nos robó la tienda de campaña mientras dormíamos!                          

No hay duda de que la delincuencia sorprende hasta al más listo, y las tonterías… pues también. Elemental mi querido lector.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s