Reflexiones

Durante una junta escolar, el director de la escuela secundaria quiso hacer un chiste e hizo mofa del acento con el que una de las mamás, una mujer inmigrante, hablaba el inglés. La mitad de la concurrencia se rio a carcajadas, a la otra mitad le pareció de muy mal gusto la broma. Sin embargo, a la dama protagonista del chascarrillo esto no le causó ningún enojo. Por el contrario, la madre sonrió cortésmente al tiempo que contestó con toda serenidad: “Lo siento, es que a veces mezclo el inglés con los otros seis idiomas que hablo”.

La bofetada con guante blanco que dio al directivo lo dejó sin palabras a él y a todos los asistentes.

Nunca es sensato exhibir las aparentes carencias de otros para hacer escarnio de ello, puede que el resultado no sea el esperado sino más bien lo opuesto. Coloquialmente se dice de esto que ha salido el tiro por la culata.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s